Panter 660x110
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El dron desarrollado por Linde Material ha sido diseñado para simplificar hasta el extremo el proceso de inventario legalmente exigido, ahorrando tiempo y dinero a las empresas.

Al principio se escucha un zumbido y a continuación el dron Flybox de Linde se eleva por el aire. Mide aproximadamente 50 centímetros de ancho, está equipado con seis rotores, una cámara, un escáner lector de códigos de barras y un telémetro. Se mueve despacio hasta situarse frente a los materiales apilados tomando fotografías de la localización de todos los palets y capturando los códigos de barra de los bienes almacenados. Cuando alcanza el último nivel, se desplaza a derecha e izquierda, sincronizado con el apilador automatizado Linde que permanece en el suelo y continúa con el proceso de documentación de arriba a abajo. A continuación se desplaza hasta la siguiente posición y asciende de nuevo, repitiendo este patrón hasta que haya documentado todos los palets y hasta que se haya transferido toda la información al ordenador. Todo queda documentado y se puede recuperar la información a través de su aplicación. El programa muestra la posición del estante en la pantalla, incluyendo el correspondiente código de barras y su fotografía.

“Lo que nos hace diferentes es que utilizamos nuestro dron junto con una carretilla automatizada”, comenta Tobias Zierhut, responsable de vehículos de almacén de Linde Material Handling. El apilador automático de Linde, L-MATIC, es el encargado de guiar al Flybox durante su misión de inventariado. Ambos vehículos se encuentran interconectados a través de un conversor de voltaje y un cable autoajustable.

Con este vínculo Linde ha logrado resolver los dos retos que siempre impedían el uso de drones en los almacenes: la energía por un lado (las baterías de los drones suelen durar unos 15 minutos) y la localización bajo techo sin recepción GPS por el otro. Gracias a su geonavegación, el sistema Linde siempre sabe exactamente dónde se encuentra el dron. El vehículo transmite las coordinadas de superficie y un sensor del altura instalado en el dron mide la correspondiente altitud.

El dron desarrollado por Linde Material ha sido diseñado para simplificar hasta el extremo el proceso de inventario legalmente exigido, ahorrando tiempo y dinero a las empresas. Según los expertos, las empresas gastan hasta un ocho por ciento del valor del material inventariado en salarios de personal eventual o de sus propios empleados, en formas de trabajo y en equipamiento auxiliar. Al mismo tiempo, el proceso de inventario manual interfiere con las operaciones y son frecuentes los errores, accidentes o daños causados a los artículos y al equipamiento.  Flybox, en cambio, opera de forma completamente autónoma, incluso fuera del horario laboral: de noche, durante el fin de semana, en Navidad...

Linde Material Handling ofrecerá el Flybox en el futuro como un extra opcional en sus vehículos automatizados MATIC. El dron se comercializará en un embalaje de 1,5 x 2 m compatible con el apilador. El lanzamiento al mercado del Flybox está previsto para 2018.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn