Panter nueva web
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

En colaboración con la asociación MUM, ANERR inaugura su proyecto de rehabilitación social Eco-Aldea, una iniciativa que se enmarca en su interés por la Responsabilidad Social Corporativa.

La Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR) inauguró en Madrid el proyecto de rehabilitación social Eco-Aldea en colaboración con la asociación MUM (Mujeres Unidas contra el Maltrato). El proyecto consiste en la rehabilitación de un edificio ya existente y cedido por el Ayuntamiento de la localidad por un periodo de 30 años a MUM para albergar un número determinado de mujeres que han sufrido maltrato.

Las obras de la rehabilitación comenzaron en 2015 y, tras dos años de trabajos, el edificio ya se ha adecuado por completo y puede ser habitado.

En el acto de inauguración participaron, por parte de ANERR, el presidente, Fernando Prieto; la directora general, Isabel Alonso; y el coordinador, Pedro Parra. Por parte de MUM asistió la presidenta, Carmen Benito, además de algunos de los representantes de empresas que han colaborado en el proyecto.

Fernando Prieto hizo balance de las actuaciones llevadas a cabo en la rehabilitación del edificio y agradeció a MUM y a la antigua alcaldesa de la localidad el haber hecho posible el proyecto. Por su parte, Pedro Parra explicó con más detalle cómo se habían desarrollado las obras durante estos dos años. Por último, Carmen Benito mostró su agradecimiento a ANERR y a todos los colaboradores que lo han hecho posible.

El acto finalizó con la presentación de una placa conmemorativa de la finalización de las obras en agradecimiento a sus colaboradores. Posteriormente, los asistentes pudieron compartir sus impresiones durante un catering organizado por ANERR.

MUM y el desarrollo del acuerdo con ANERR

La asociación sin ánimo de lucro Mujeres Unidas contra el Maltrato (MUM) nació en 2010 con el doble propósito de ayudar a las mujeres que son víctimas de maltrato y concienciar a la sociedad acerca de la necesidad de apoyo exterior para las mujeres que viven en esta situación y no son capaces de separarse del agresor, a fin de que puedan comenzar una vida independiente y libre, pudiendo autogestionarse.

Cuando el Ayuntamiento de la localidad madrileña cedió el local era necesaria la adecuación completa del edificio. Dada la limitación de los fondos de los que disponía MUM, ANERR decidió colaborar para que algunos de sus socios fabricantes, empresas de rehabilitación colaboradoras y empresas no vinculadas, participasen aportando donaciones, materiales y equipos y mano de obra. El resultado actual es un albergue totalmente rehabilitado.

En las obras de acondicionamiento del edificio han participado las empresas Creonsa, Crolec, Chint Electrics, Damyr, Dumipal XXI, Energía sin Fronteras, Gahecor, General Cable, Imeyca, Jung, Litecon, Mapei, Mia, Monelmar, Newfloors, Oxfam, Azulejos Peña, Pladur, Prilux, Ramos, Repsol, Sabimad, Soltec, Tecminsa, Technal, Teófilo, Uponor, Ursa, Vaillant, Viesgo y Zehnder.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn