Panter nueva web
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La sección de Motor de nuestra última revista ya online con el modelo Mercedes-Benz Sprinter 316 cdi – 167 cv con cambio automático 7g Tronic.

A la espera de la llegada de una nueva versión el próximo año, Mercedes-Benz no ha dejado de incorporar innovaciones para incrementar aún más el nivel de seguridad y eficiencia de este vehículo. Además su oferta se amplió hace unos meses con la versión de 5,5 toneladas. Los profesionales pueden optar por múltiples alternativas (Compacta, Estándar, Larga y Extralarga), todas con techo normal o sobreelevado.

La mayor de la familia de furgonetas del fabricante alemán está disponible con un amplio abanico de motorizaciones que cumplen la normativa Euro 6 con tecnología SCR (AdBlue). Incorpora un depósito adicional para este aditivo con capacidad para 18 litros, que permite alcanzar una autonomía de unos 6.000 Km., según su uso.  Mantiene su motorización en base al OM 651, un cuatro cilindros diésel disponible en tres potencias: 95CV (70 KW) a 3.800 rpm, 129 CV (95 KW) a 3.800 rpm; 163 CV (120 KW) a 3.800 rpm y un V6 denominado OM 642 de 3,0 litros de 156 CV (140 KW). En estos modelos diésel se incluye de serie el mantenimiento ASSYST, que garantiza intervalos de servicio económico y adaptado al tipo de utilización del vehículo. Aumenta el intervalo de mantenimiento flexible hasta un máximo de 60.000 Km.  

Ideal para las necesidades del momento

Esta versión Sprinter 316 CDI, en furgón cerrado, con sus 163 CV y una caja de cambios automática 7G Tronic, resulta un vehículo ideal tanto para la media como para larga distancia. Mejora sus cualidades ruteras con una cadena cinemática bien equilibrada y un consumo muy ajustado. El espacio destinado a la carga puede alojar en su interior 1.232 Kg. y dispone de argollas para fijar la mercancía con plena seguridad.

Este modelo equipa puerta corredera en su lado derecho y doble hoja en la trasera, permitiendo un cómodo acceso a la carga paletizada. En la parte posterior encontramos una cámara trasera que facilita las maniobras de aparcamiento.

La cabina presenta un diseño muy funcional: tres asientos, infinidad de huecos para repartir los diversos objetos, y un volante multifunción que gracias al cambio automático hace más llevaderas las horas de trabajo.

Seguridad extrema

Entre las innovaciones tecnológicas, destaca el asistente de viento lateral, que se basa en un programa electrónico de estabilidad ESP y actúa a partir de los 80 Km/h, frenando las ruedas del lado de la furgoneta expuestas al viento contrarrestando la deriva del vehículo. Y el sistema de previsión de colisión por alcance, que nos advierte de la distancia de separación del vehículo que nos procede por aviso óptico y por señal acústica en caso de distancia insegura. Funciona a partir de los 30 Km/h.

Además dispone de servofreno de emergencia adaptativo (si el conductor no acciona con contundencia necesaria el freno, el servofreno aumenta la presión en la medida necesaria para evitar el accidente), control de ángulo muerto, otra novedad exclusiva en el mercado de las furgonetas, que gracias a cuatro sensores de radar de corto alcance nos avisa de la presencia de otro vehículo en los ángulos muertos y nos lanza señales de advertencia en el espejo retrovisor, y detector del cambio de carril. Una cámara instalada detrás del parabrisas identifica la calzada y las líneas delimitadoras a partir de las diferencias de contraste. En caso de pasar dichas marcas sin accionar el intermitente o de variar la posición del freno o el acelerador nos avisa acústicamente. El sistema actúa a partir de una velocidad de 60 Km/h.

Por si todo esto fuese poco, también incorpora un asistente para luz de carretera, que conmuta las luces de carretera y cruce en función de la situación en que se encuentre y asegurar un alumbrado ideal de la calzada. Detecta el trazado de la carretera o el paso de peatones y al mismo tiempo reduce el deslumbramiento a los otros vehículos que circulen en sentido contrario o en el mismo.

Un conjunto muy equilibrado

Su motor de 163 CV y la caja automática de 7 velocidades forman un equipo muy equilibrado. En carretera ofrece un comportamiento impecable: el empuje del propulsor es constante y el cambio de marchas es ágil y prácticamente imperceptible. Presenta una buena insonorización del compartimiento del motor y prácticamente no transmite ruidos provenientes de la rodadura.

La suspensión asimila perfectamente cualquier irregularidad del terreno y en curvas su actuación es impecable. Su eje trasero, al ser rígido, no es muy saltarín en vacío.

A la largo de nuestro circuito de pruebas pudimos comprobar la excelente respuesta que ofrecen los múltiples sistemas de ayuda al conductor. Por ejemplo, experimentamos como el sistema del servofreno adaptativo se convierte en un perfecto aliado a la hora de detener el vehículo, o como los avisadores de cambio de carril se convierten en ángeles de la guarda.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn