Panter nueva web
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Artículo de opinión de nuestro colaborador Diego Luis Martín Ordoño, fundador y director general de Black T, “hablamos y leemos que la transformación digital ha traído muchos cambios pero sinceramente, no creo que haya traído muchos al comercio”.

No hay ningún error en el título… muchas palabras en inglés mucho concepto importado, pero estos conceptos no se terminan de reflejar en el día a día de las pequeñas y medianas empresas, y tampoco en las ferreterías, estas tampoco han logrado surcar la ola de la digitalización.

Recuerdo a Tom Peters, justo cuando comenzó la crisis actual, que comentaba en su libro Reimagina, que habíamos pasado del ‘apunten, disparen, fuego’ al ‘fuego, fuego, fuego’ y que esta era una de las tendencias que iba a tener más peso en los próximos años, y que al final se ha convertido en una realidad del día a día, y que no está haciendo ningún bien al comercio.

Cuantas veces al año nos preguntamos, ¿dónde estaremos en 1, 3 y 5 años?, ¿qué tipo de compañía es esta?, ¿a qué mercados sirvo?, ¿cuáles son los límites del mercado-geográficos?, ¿quiénes son mis clientes?, ¿qué productos y/o servicios ofrezco?, ¿por qué objetivo de ventas estamos luchando? Posiblemente ninguna, y no hacerse este tipo de preguntas es un gran error. Hablamos y leemos que la transformación digital ha traído muchos cambios pero sinceramente, no creo que haya traído muchos al comercio. El comercio ha sido es y será vender más cada vez a más gente, más productos de más valor.

Lo que ha cambiado sin duda ha sido EL CLIENTE, ya lo hemos comentado en otros artículos, fijémonos en como el cliente se comporta, ¿Dónde busca una ferretería?, ¿Dónde busca los artículos? Pensemos en el marketing de verdad y consigamos que nuestro cliente qué sepa que existimos, qué sepan que vendemos, qué sepan dónde estamos, qué vengan, qué compren, qué vuelvan,...

Un CLIENTE que avanza a paso agigantados y que ahora es él y su teléfono móvil, no existe ya la omnicanalidad, seguimos en un momento de cambio, y lo que existe es el móvil, hay que pensar en el cliente del futuro y este hará todo desde un Smartphone.

El nuevo CLIENTE no tienen freno, ante esto las empresas tienen que plantearse ¿cómo lo hacemos? El comercio no ha cambiado, sabemos vender, pero lo clientes sí que lo han hecho y hay que optimizar al máximo ese cambio.

Un saludo espero vuestros comentarios en Diego@blackt.es

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn