Panter 660x110
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
Bosch Profesional
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El sector español de ruedas para mobiliario permanece estable, tónica que se ha mantenido incluso en los años de crisis.

Los fabricantes de referencia de ruedas han consolidado la confianza del usuario doméstico, en un mapa de la distribución en el que ferretería y suministro industrial comparten cuotas de mercado con otros como las tiendas de muebles y, sobre todo, los establecimientos de bricolaje.

El consumidor doméstico de ruedas es cada vez más exigente, ya no se conforma con un producto sencillo sino que pide mayor calidad, se fija más en que el color sea acorde con el mobiliario y tiene en cuenta el cumplimiento de la normativa, servicio, asesoramiento, datos técnicos, etc., pareciéndose cada vez más en el comportamiento ante la compra al usuario profesional. Pese a ello, las tendencias por las que se mueve el mercado siguen estableciendo diferencias entre ambos tipos de usuarios. Mientras el perfil profesional busca una rueda mucho más técnica, con unas características muy específicas y unos estándares de calidad elevados, el perfil o usuario particular prioriza otros aspectos, como el diseño, la estética y la funcionalidad.

Diferenciación en el servicio

El mercado español ha intensificado el valor añadido del producto mediante el servicio, dando una atención global, mostrando un cumplimiento estricto en los plazos de los pedidos y ofreciendo una notable garantía postventa. Estos factores marcan la diferencia entre unos proveedores y otros, dando por hecho una calidad notable en el artículo y el cumplimiento estricto de la normativa, lo que impide la entrada a productos orientales de dudosa calidad.  Esto es muy importante si se tiene en cuenta que la rueda es un artículo fundamental en la seguridad del mobiliario.

La rueda ya ha alcanzado la suficiente perfección en los aspectos básicos relacionados con los materiales, como soportes, aros, ejes o frenos, de ahí que los proveedores trabajen en diferenciarse mediante el servicio. En los últimos años los principales fabricantes han adecuado su producción a la demanda, volcándose en la comercialización de las gamas más solicitadas, manteniendo la facturación en márgenes aceptables y trabajando el mercado de la exportación para ampliar beneficios.

El mercado español se caracteriza por una estabilidad en la demanda, abriéndose a nuevas áreas de negocio en las que destacan el bricolaje, el mobiliario y la sanidad.

El mapa de los proveedores es cada vez más nítido, ya que la mala situación económica motivada por la crisis mundial ha provocado el cierre de fabricantes pequeños o medianos y ha disuadido a marcas extranjeras de situarse en el mercado español.

El consumidor, adquiera muchas o pocas unidades, se muestra cada vez más exigente y quiere un modelo exacto que le ofrezca total garantía, reclamando calidad, servicio técnico, indicaciones de uso y asesoramiento casi al nivel del usuario profesional.

En este entorno los proveedores del mercado español de ruedas intensifican el valor añadido de su producto, estando la pelea en el cumplimiento de los plazos de los pedidos, un atractivo servicio postventa y la mejor presentación posible del producto.

Importancia del asesoramiento

Los clientes en la actualidad buscan ruedas de calidad que se ajusten a sus necesidades. La calidad en la rueda se mide fundamentalmente teniendo en cuenta parámetros como el rendimiento, funcionalidad, mantenimiento y durabilidad, factores que harán que su compra llegue a ser rentable o no.

Por ello, la tendencia es ofrecer un producto muy técnico, con unas grandes prestaciones de calidad y que exija un bajo mantenimiento. Ello repercutirá directamente en una reducción de costes importante para los clientes.

Es de vital importancia tener estos factores presentes y mantener constantemente asesorados e informados a los clientes del canal distribución, ya que ellos son los prescriptores de compra y principal voz de cara al usuario o cliente final. Por lo tanto, el distribuidor es el responsable de transmitir las fortalezas, puntos fuertes de la empresa, valores diferenciales de las ruedas y cualquier novedad o lanzamiento de producto al usuario final.

Los usuarios hoy en día no solo buscan precio, sino ruedas que se adapten perfectamente a unos requerimientos técnicos muy específicos.

Por ello, las marcas líderes en el mercado potencian sus departamentos de I+D, con el objetivo de presentar al mercado las ruedas más convenientes para cada aplicación.

En cuanto a materiales, las gamas clásicas de nylon o goma son las más requeridas en nuestro mercado, si bien aumenta la demanda de ruedas de poliuretano, muy valoradas por su calidad y precio.

Los fabricantes punteros están desmarcándose en segmentos como el de ruedas silenciosas, para uso hospitalario, muebles y electrodomésticos, y potenciando gamas como las de ruedas impinchables.

Venta directa

En muchos casos, el mercado de ruedas se beneficia de la venta directa al cliente, si bien este tipo de demanda está surtido por servicios programados y constantes, ajenos en la mayoría de los casos a los canales de venta tradicionales, que no pueden garantizar el suministro que precisan las grandes empresas.

El que los fabricantes sean los que mejor conocen el producto y, por ende, los más capacitados para su tarea promocional y comercial, genera problemas con la distribución, suprimiendo en algunos casos la labor del intermediario, el canal, y restándole ventas, ya que, en muchos casos, la ferretería, el suministro o el establecimiento de bricolaje se quedan casi exclusivamente para la venta por reposición.

Los principales canales de distribución siguen siendo la ferretería y suministro industrial. Son ellos los que conforman la mayor masa de clientes en el mercado de ruedas. Sin embargo, cabe mencionar que cada vez tiene una mayor importancia y relevancia el canal del bricolaje, sector que gana una mayor presencia en el mercado español y que posee unas mayores expectativas de crecimiento.

Aquellos que siguen confiando en el canal tradicional están viendo en los establecimientos de bricolaje una manera de ampliar sus cifras, especialmente con muchas ventas pequeñas y en muchos casos apoyadas en la reposición.

Ruedas para mobiliario y colectividades

Las ruedas para mobiliario y colectividades son indispensables cuando se quieren conseguir muebles que se puedan trasladar o se requiere de movilidad en accesorios y equipamientos industriales.

Estas ruedas tienen diseños muy variados, de diversos diámetros según la carga que se trate, pero normalmente están fabricadas en acero. La rueda en sí suele ser de poliuretano y el mueble puede llevar ruedas dobles según el peso que se vaya a trasladar. Además, se incorporan frenos para poder fijar los muebles en cualquier posición sin peligro de que se muevan.

Este tipo de ruedas son imprescindibles en el sector industrial, por ejemplo para carros que trasladan mercancías, para el mobiliario de cámaras frigoríficas o para mesas de trabajo móviles. También en el sector clínico se necesitan, como es el caso de las camas hospitalarias, los carros del catering de las clínicas o las mesas y sillas. No hay que olvidar que en el ámbito comercial los muebles con ruedas son los más usados, por ejemplo, en mostradores, mesas o expositores, entre otros equipamientos que incorporan ruedas.

Con el fin de poder determinar la rueda correcta para cada necesidad, se debe tener en cuenta la carga en vacío del propio aparato, la carga máxima que queremos transportar, así como el número de ruedas que soportarán dicha carga.

Debemos tener en cuenta también que las capacidades de carga pueden variar según el tipo y condiciones de trabajo, así como que en superficies y en suelos desnivelados se pueden sobrecargar tres de las cuatro ruedas que habrían de soportar toda la carga.

Por lo tanto, por condiciones normales se ha de entender las que no tienen sobrecarga, no reciben golpes y que ruedan por un suelo liso, sin grietas, canales, guías de puertas, railes, etc., siendo el suelo de naturaleza no abrasiva.

Los aros se fabrican con diferentes tipos de materiales y colores, que confieren a la rueda una serie de características particulares. Seleccionaremos un tipo de aro u otro, en función de las condiciones en las que se vaya a utilizar la rueda y el tipo de aplicación o uso que le vayamos a dar.

Por otra parte, para seleccionar el tipo de cojinete correcto hemos de tener en cuenta los principales factores de uso: influencias ambientales, las características de la carga a transportar, duración y tipo de uso, resistencia a la puesta en marcha y resistencia a la rodadura, principalmente.

Cuanto más se conozcan las condiciones ambientales en las que se utilizarán las ruedas, mejor podremos ajustarlas a estas condiciones existentes.

No obstante, la resistencia química de una rueda no sólo depende de la clase de sustancia con la que se esté en contacto, sino que también influyen otros factores, como el tiempo de exposición, la concentración de esa sustancia y otras condiciones ambientales (temperatura y humedad entre otros).

La responsabilidad del fabricante en relación a sus productos queda definida en el libro III del Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de Noviembre referente a daños causados por productos (adaptación al derecho español de la directiva 85/374/CEE de 25 de julio de 1985)

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn